Perquè no oblidem que la poesia també forma part de la nostra vida, us deixem un poema vitalista d’Horaci, conegut per una frase que el poeta diu al final d’aquesta meravellosa Oda, “carpe diem”:

XI

 No quieras asaber, pues ello nos está vedado, qué fin, Liconoe, han señalado paramí y para ti los dioses. Y no interrogues a los cálculos babilónicos. ¡Cuánto mejor essufrir todo lo que pueda suceder! Y ora Júpiter te conceda más de un invierno, ora seaéste el último que ahora quebranta el mar Tirreno contra los acantilados dedesgastadas rocas, sé prudente. Filtra tus vinos y, ya que la vida es corta, ajustaesperanza larga. Mientras hablamos, el tiempo celoso huyó. Atiende al día presente, yno te fíes lo más mínimo del porvenir.
Anuncis